El paraíso del submarinismo

El paraíso de las aventuras submarinas

En El Caribe, bucear es estar relajado y tranquilo o, también, con mucha acción, aventurero, y lleno de descargas de adrenalina, usted escoja. Simplemente imagine que está en una zona tropical buceando en aguas cristalinas, rodeado de corales y peces de colores brillantes. Entre en el agua y déjese ir a la deriva sin ningún esfuerzo alguno sobre un abundante arrecife de coral o sumérjase a lo largo de una pared escarpada para explorar la extensa zona de vida marina.

O láncese a la exploración de las ruinas de un barco de 200 años de antigüedad cerca de la costa de una pequeña isla en medio del océano. Hay oportunidades interminables (éstas son simplemente algunas de las aventuras más populares) pero, con cualquier cosa que usted elija hacer, seguramente tendrá alguna aventura que relatar a alguien en casa. Si está aprendiendo a bucear, mejorando sus habilidades o simplemente divirtiéndose, hágalo en unas de las mejores aguas del mundo.

Hay programas de submarinismo en El Caribe que se ajustan a los deseos de cada uno y miles de instructores formados y entusiastas para cada tipo de buzo. Para información sobre aventuras de submarinismo, contacte un centro de submarinismo en su destino de vacaciones o visite www.padi.com para una lista completa de los centros de submarinismo PADI y los centros turísticos en países miembros CTO.

SUBMARINISMO A LA DERIVA– Experimente la pura emoción de flotar sin esfuerzo sobre un arrecife de coral viviente con peces tropicales de colores brillantes o por el fondo arenoso y una variedad de vida marina. Relájese y déjese guiar por la corriente a lo largo de los arrecifes y conozca la sensación del vuelo por debajo del agua. De ésto se trata cuando bucea a la deriva. ¡Y el mejor lugar para hacerlo es en El Caribe!

BUCEAR EN LOS ARRECIFES- El Caribe es el hogar de la tercera barrera de arrecife más grande del mundo- un estupefaciente y maravilloso muestrario de coral en aguas azules. Nuestras islas están rodeadas de agua clara, cristalina y tranquila con un promedio de visibilidad de 30 metros o más y proporcionan una gran diversidad para el buceo que rivaliza cualquier otra.

Muchas de nuestras islas tienen corales que crecen sobre afloramientos volcánicos y montañosos cerca de la costa. Al deslizarse, encontrará arrecifes vivos con imponentes corales y formaciones de esponjas complementados con tortugas, pastinacas, brillantes y coloridos bancos de peces tropicales, anguilas, tiburones y mucho, mucho más. Disfrute estos muestrarios espectaculares de gracia y de belleza como sólo la madre naturaleza puede proveer.

BUCEAR POR LA PARED– Para un buzo experimentado, casi nada puede impedir el reto y la excitación que procura bucear a lo largo de una pared escarpada para observar el mundo de las profundidades. Muchas de nuestras islas son  pináculos de cadenas de vastas montañas submarinas, ofreciendo fascinantes aventuras cercanas a la costa. Disfrute la experiencia de bajar lentamente por una pared o un pináculo.

Muchos empiezan a poca profundidad y están decorados con corales blandos y esponjas. Aventurándose más profundo, atraviese la zona de algas, gorgonias, corales blandos y gusanos plumeros gigantes. ¿Quiere seguir bajando? Se puede encontrar con un Águila de mar, un Tarpón o un Tiburón de puntas negras. Bucear por las paredes es su oportunidad para experimentar todo lo que nuestro mundo submarino puede ofrecer en una sola inmersión.

BUCEAR POR RUINAS– Los arrecifes traidores que cubren El Caribe atrajeron a muchos capitanes incautos al desastre. Las feroces batallas navales se atribuyeron más barcos a lo largo de los siglos y los piratas solían llevar a cabo sus despiadadas acciones aquí. Observe el esplendor de los barcos hundidos, aviones derribados y tesoros perdidos por debajo de la superficie. Las ruinas ahora se mezclan junto a la vida submarina y le llaman a usted para explorarlas.

Centenares de ruinas fantásticas pueblan las costas de nuestras islas. Con tamaños de 9 a 91 metros o más, puede que se encuentre con un barco hundido hace sólo un año o uno que ha hecho del océano su casa desde hace varios siglos. De cualquier manera, no le decepcionará.”